Han pasado algunos años desde que los diarios de sueños se hicieron populares. Como su nombre indica, Diario de Sueños es un cuaderno con estructura de diario, pero la diferencia es que solo se usa para escribir el contenido de nuestros sueños. Escribir sobre uno mismo tiene muchos efectos positivos por lo que llevar un diario personal es una actividad que resulta muy valiosa especialmente si hablamos de sueños.

Aquí tienes 8 beneficios que te aportará escribir tus sueños a través de un diario onírico.

1. Estimular tu creatividad

Está demostrado que cualquier tipo de diario estimula la creatividad. Un diario de sueños, además, incluye un componente imaginativo importante ya que se muestra una parte de nosotros a la que no tenemos acceso la mayor parte del tiempo: la parte más libre, más visceral y más abstracta. Podríamos decir de otra forma que se trata de la parte en la que realmente todo es posible ya que no hay ningún tipo de límite. Es muy probable que muchas de las cosas que sueñes sean más interesantes y sorprendentes que lo que te pasa en tu día a día, y eso siempre es un buen estímulo para tu parte más creativa. El escritor Robert Louis Stevenson contaba que las claves de algunas de sus obras más conocidas –entre ellas, El extraño caso del Dr. Jeckyll y Mr. Hyde– le “fueron dadas” en sueños.

2. Autoconocimiento

Es en este punto donde aparece uno de los principales beneficios de escribir sobre los propios sueños. Lo cierto es que los sueños hablan de nosotros, de lo que nos importa en cada momento, de lo que nos preocupa, lo que tememos, lo que amamos, lo que sentimos. Por muy absurdas o casuales que te parezcan las cosas que sueñas, las sueñas por algo. Escribir este contenido onírico nos ayudará a ver la vida con cierta perspectiva. Escribir nuestros sueños también puede ayudarnos a entendernos un poco mejor y a conocernos a nosotros mismos explorando nuestro lado inconsciente.

3. Tener una vía a tus recuerdos

Como cualquier diario, tu diario de sueños recogerá muchas cosas que acabarás olvidando a medio y largo plazo. De hecho, los sueños son precisamente las experiencias que olvidamos con más facilidad, aunque los recordemos nada más despertar. Abrir un diario después de muchos años y reencontrarte con aspectos olvidados de tí es toda una experiencia, así que, seguramente, abrir un diario de sueños pasado un tiempo tampoco te dejará indiferente.

4. Terapia

Tus sueños, así como el acto de registrarlos, pueden ser una experiencia terapéutica. Te darás cuenta de que procesar tus sueños te ayuda a integrar sucesos en tu vida que han estado agobiándote. Te sentirás más libre de superar eventos traumáticos y circunstancias perturbadoras. Podrás encontrar un nuevo sentido a algunos aspectos de tu vida y alcanzar mayor equilibrio y armonía.

5. Disciplina

Este es un motivo más que evidente. Si llevas un diario de sueños, tendrás que utilizarlo siempre que te acuerdes de lo que sueñas. Esto quizá no pase todos los días, pero sí pasará con la frecuencia suficiente como para que te veas obligado a seguir cierta rutina de escritura. Esta disciplina solo te llevará unos minutos al día, y te vendrá genial para ir adquiriendo un hábito como escritor o mantener cierta fluidez mental.

6. Fuente de ideas

Todo lo que registres en este cuaderno tiene un gran potencial como historia u material para cualquier otro tipo de obra artística. Puede que pienses que tus sueños en sí mismos son demasiado absurdos para convertirse en un relato, o que contienen aspectos demasiado personales o que crear una trama a partir de ellos no tendría lógica ni sentido. Pero siempre puedes extraer ciertos detalles, imágenes sorprendentes que quizá tu mente no habría formado estando despierta, ideas disparatadas que con un buen enfoque podrían ser argumentos originales. No los veas solo como sueños, porque podrían ser mucho más.

7. Sueños lúcidos

Un diario de sueños puede inducir a tener sueños lúcidos. En ellos tienes consciencia de que estás soñando y algunas personas incluso pueden controlar lo que sucede. Te aseguro que los sueños lúcidos constituyen una de las experiencias más interesantes que puedas vivir.

8. Mantener tus sueños vivos

Durante el día tendemos a olvidar nuestros sueños. Si los escribimos en el momento en el que nos despertamos, podremos recordarlos mejor después y utilizarlos para cualquiera de los puntos expuestos anteriormente. Con el tiempo comprobarás que los sueños los recuerdas mejor y durante diversos momentos del día. Sentirás como si estuvieran vivos, como si tuvieras otra vida simultánea a la actual.

¿Te he convencido ya para que empieces un diario de sueños? Si es así, aquí te ofrezco un impresionante diario de sueños para que tu nuevo hábito de escritura sea lo más eficiente posible. A demás, este diario es único en su genero ya que está Ilustrado con inspiradoras imágenes oníricas creadas especialmente por la diseñadora.

Notebook: What The Fuck Did I Dream Last Night

WHAT THE FUCK DID I DREAM LAST NIGHT | Libreta para sueños

Fomente la creatividad y la resolución de problemas a través de los sueños. Mantenga este diario de sueños junto a su cama para registrar o escribir notas sobre sus sueños antes y después. Utilice esta información como una herramienta poderosa y natural para el crecimiento, la curación y la transformación.

   • Se puede usar como Agenda o Diario Personal.
   • Con una sugerente portada en acabado brillo.
   • Contiene 120 páginas con diversas frases y fantásticas ilustraciones.
   • Tamaño 15 x 22,5 cms.

También te pueden interesar

CUADERNOS PARA LA INTEGRACIÓN PSICODÉLICA

CUADERNOS PARA LA INTEGRACIÓN PSICODÉLICA

Independientemente de las particularidades de cómo haya sido un viaje psicodélico la integración es el proceso fundamental para que resulte una experiencia realmente terapéutica.